Tercer comunicado - 3 de abril de 2013

Las cinco organizaciones que hemos impulsado la querella Bárcenas queremos mostrar al conjunto de la sociedad nuestra valoración profundamente negativa ante las resoluciones judiciales que, impulsadas desde la Fiscalía Anticorrupción, se han venido sucediendo para entorpecer la investigación y apartar al Juez Gómez Bermúdez de la misma.

En las últimas semanas, hemos presenciado una esperpéntica carrera por apartar de la instrucción del caso al Juzgado Central de Instrucción nº 3. Primero, por medio de un inexplicable giro de la Fiscalía que pasó en tan solo en unos días de afirmar que el Juzgado Central nº 5, del que es titular el juez Ruz, no era competente para asumir la investigación de los papeles de Bárcenas a informar en sentido absolutamente contrario, sin que existiesen nuevos elementos. Luego, asistimos a una insólita pirueta judicial protagonizada por la Sección 2ª de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional y la Fiscalía Anticorrupción, que culminó con un auto sin fundamento legal alguno que cercenaba la posibilidad de que el juez Gómez Bermúdez tomase declaración en calidad de imputado al supuesto delincuente Luis Bárcenas. Entendemos que dicho auto ha vulnerado conscientemente el ordenamiento jurídico, siendo sus autores susceptibles de ser  perseguidos criminalmente por la comisión de un delito de prevaricación, no descartando algunas de estas organizaciones la interposición de acciones judiciales en los próximos días.

El último episodio de esta esperpéntica carrera por controlar la instrucción es la decisión de la Sección Tercera, presidida por el magistrado Alfonso Guevara, que resolvió que el Juzgado Central de Instrucción nº 5 debía asumir la investigación impulsada desde la interposición de nuestra querella. Denunciamos que dicha decisión de la Sección 3ª estaba viciada de origen, ya que se vulneraron las normas de reparto de la Audiencia Nacional para que el asunto recayese en dicha sección y no en la que legalmente correspondía. Consideramos que la vista se realizó quebrantando los derechos de las partes que habían solicitado personarse en la pieza separada en el Juzgado Central de Instrucción nº 5, ya que no pudieron asistir a la vista y manifestar lo que estimasen conveniente sobre qué Juzgado debía ser competente, lo que produjo una innegable indefensión. Sobre el fondo de la resolución de la Sección 3ª, no podemos dejar de expresar nuestra absoluta disconformidad con la decisión finalmente adoptada, : el auto parte de una escueta y poco convincente argumentación jurídica, evidenciando una falta absoluta de tutela judicial efectiva no solo por la inconsistencia  fáctica y jurídica de sus argumentos, sino también ante  la falta de motivación a la hora de desestimar implícitamente la totalidad de los argumentos que por esta parte se plantearon los argumentos que por nuestra parte se plantearon. Es importante en este punto que no olvidemos el voto particular de la magistrada Bayarri quien realiza una perfecta argumentación de la cuestión de competencia y de la atribución de la misma al Juzgado Central de Instrucción nº 3 argumentando la aplicación preferente del principio de individualización objetiva de los procesos penales que trata de evitar los macroprocesos y definiendo de manera clara lo que la Jurisprudencia determina como de conexidad para proceder a la acumulación de los mismos, que no se da en el caso que nos ocupa

Resuelta provisionalmente la cuestión procesal, aunque sea de forma contraproducente para los intereses generales al unir la investigación de los papeles de Bárcenas al abismo de papel que suponen los 700.000 folios de la causa Gürtel-Correa, las 5 organizaciones querellantes manifestamos nuestra voluntad de seguir impulsando la investigación con perseverancia y contundencia  tal y como hemos realizado hasta ahora y de mantenernos vigilantes y atentos a  cómo se desarrolle la instrucción en el Juzgado Central de Instrucción nº 5, juzgado que en cualquier caso está obligado a impulsar con diligencia la investigación . Esperamos que con un apoyo social firme podamos conocer finalmente la verdad y acabar con la impunidad este tipo de delincuencia que ataca no sólo directamente la credibilidad de las instituciones sino de la democracia como espacio de participación de todos y todas. No nos callarán, no nos cansaremos.